no le saca la vuelta a la ley

nUEVO REGLAMENTO DE ORGANIZACIÓN Y FUNCIONES DE LA PCM. rESALTADO EN AZUL LAS OFICINAS ESTRATÉGICAS.

LOS RETOS DE UNA CONSTRUCCIÓN-RECONSTRUCCIÓN NACIONAL EFICAZ DESDE LA PCM

Publicado: 2017-03-30


La conveniencia de alcanzar un diseño institucional apropiado para lograr un “proceso de construcción-reconstrucción nacional” ante los desastres naturales, que incluya medidas de planificación urbana, encauzamiento de ríos, mapas de riesgo actualizados, priorización de proyectos de inversión pública regional y local, reubicación territorial y la coordinación entre los diferentes sectores y niveles de gobierno del Poder Ejecutivo; representa un gran reto que obliga al gobierno a demostrar una sostenida capacidad gerencial, dejar de lado los artificios políticos y utilizar al máximo los propios recursos que tiene la PCM.

Para ello sería conveniente revisar algunos de los procesos que se han venido coordinando desde la Presidencia del Consejo de Ministros y observar en qué casos contaron o no con el respaldo político necesario y cuáles fueron los resultados obtenidos.

Por ejemplo, sería útil revisar cuáles son los resultados que se vienen obteniendo de los Consejos de Estado, reuniones en las que se convoca a las máximos representantes de los Poderes del Estado para atender determinada crisis política. Deriva en una imponente “foto del momento” al convocar a trabajar conjuntamente a los tres poderes del Estado. Sin embargo, sobre los resultados concretos que derivan de estas reuniones se conoce poco. Una situación similar se presenta con las comisiones especiales que crea la PCM. Es el caso de la reciente Comisión Presidencial de la Integridad la cual se conformó por profesionales de gran prestigio en la defensa de la democracia quienes propusieron 100 recomendaciones. Como única medida concreta hasta el momento es la "Declaración Jurada de Intereses" del Presidente y los ministros (aún pendiente las declaraciones de asesores, altos funcionarios y personal de confianza). ¿A dónde van tantas recomendaciones? Y ¿cuántas de estas estará dispuesto el gobierno a concretar?

Otra de las iniciativas promovidas desde la PCM son las reuniones entre los distintos niveles de gobierno del Poder Ejecutivo, actualmente denominadas: GORE Ejecutivo. En estas reuniones participan los ministros de Estado, el CEPLAN, y las autoridades regionales. La productividad y los resultados de estas reuniones dependerán de las posibilidades que tengan las autoridades regionales de explicar ampliamente la problemática local, el acompañamiento que realice el MEF para asesorar a los gobernadores y destrabar proyectos, así como el seguimiento que se comprometa a hacer el CEPLAN. Pero, con un GORE Ejecutivo atendiendo a todas las regiones al mismo tiempo, habría que analizar la productividad de estas reuniones y la capacidad de los Gobernadores Regionales para abordar la problemática local frente a todo el Gabinete Ministerial. ¿El CEPLAN trabaja conjuntamente con el MEF para promover la ejecución de los proyectos prioritarios de las regiones?

Existen otras iniciativas promovidas por la PCM en gobiernos anteriores como lo fue el Diálogo Nacional. En ese proceso se convocó a ex Presidentes y los líderes políticos de representación nacional, así como representantes de la sociedad civil, órganos autónomos y organismos de cooperación internacional. Como resultado se elaboró una Matriz de Consensos, con 4 Ejes de Trabajo, y se obtuvo la priorización de los 20 principales problemas del país, plateándose incluso las alternativas de solución. Pese a la gran participación inicial de 76 líderes y dirigentes políticos que dialogaron directamente con el Presidente del Consejo de Ministros de turno, e incluso con la participación del CEPLAN, el proceso quedo inconcluso y derivó en reuniones muy espaciadas, utilizadas con fines políticos, hasta el final del gobierno. Cero resultados.

Entonces cabe preguntarse, ¿De qué nos sirven realmente estos procesos? ¿Quién le hace seguimiento a los acuerdos? ¿Dónde podemos verificar los resultados obtenidos? Pues una posible respuesta es que estos procesos aunque empiezan como legítimas reuniones que convocan a un diálogo entre la alta burocracia del país, presidentes de los Poderes del Estado, distinguidas personalidades académicas, líderes políticos y representantes de la sociedad civil, pues lo que tienen en común es que derivan con el tiempo en herramientas políticas para afrontar la crisis de coyuntura, ya que tan solo el hecho (la convocatoria) le da “oxígeno” al gobierno. Queda pendiente revisar los indicadores y cuánto vamos avanzando en el cumplimiento de los acuerdos de estos procesos liderados por la PCM.

Otro de estos procesos liderados por la PCM, y que habría que mirar con especial atención por su importancia, es el Acuerdo Nacional. Este foro iniciado en el año 2002, adscrito a la PCM desembocó en la conformación de las 34 Políticas de Estado, que son – o deberían ser- el faro que guía el desarrollo sostenible del país. Este foro, además de las reuniones periódicas que sostiene, puede utilizarse también para dar cuenta a sus integrantes de las acciones del gobierno ante determinados temas, como se hizo recientemente ante las lluvias y huaicos. Pero, por ejemplo en materia educativa, ¿se cumple con los acuerdos, metas, indicadores y plazos? ¿Tiene el Centro Nacional de Planeamiento Estratégico (CEPLAN) o alguna entidad del Estado la posibilidad de promover resultados para estas Políticas de Estado?

Sin dejar de tener en cuenta lo mencionado, sigue siendo la mejor opción emprender un proceso de construcción-reconstrucción nacional desde la Presidencia del Consejo de Ministros. Como ministerio coordinador de la política general del gobierno, tiene las competencias, el respaldo político y los canales para obtener resultados en el mediano plazo. En ese sentido, valdría la pena tener en cuenta las oficinas estratégicas hoy:

Viceministerio de Gobernanza Territorial: El recién creado viceministerio tiene la oportunidad de emprender esta gran tarea de reconstrucción nacional alineando los objetivos con la creación de una política pública pendiente: la Política de Gobernanza Territorial.

De ser necesario que el proceso de reconstrucción nacional sea liderado por un Ministro, pues este podría trabajar conjuntamente con el Viceministro de Gobernanza Territorial, quien a su vez cuenta con el soporte en la Secretaría de Desarrollo Territorial y Descentralización y el CEPLAN. Emprendiendo el proceso de construcción-reconstrucción desde este viceministerio, se podría obtener resultados en el mediano plazo. Esta Secretaría podría revisar por ejemplo, el nivel de cumplimiento y/o trabas que presenten las proyectos de inversión pública que prioricen las autoridades regionales y locales así como agendar reuniones ejecutivas permanentes con el MEF.

La Secretaría de Coordinación: Oficina altamente ejecutiva y responsable de la articulación multisectorial. Se encuentra a cargo -entre otros procesos- del Consejo de Coordinación Viceministerial (CCV) en el que semanalmente se consensuan los Proyectos de Ley que son derivados para su aprobación al Consejo de Ministros. Desde aquí, en coordinación con el Viceministerio de Gobernanza Territorial, se podría promover los Proyectos de Ley que se deriven del proceso de reconstrucción nacional, siendo priorizados en la Agenda del CCV y la Agenda del Consejo de Ministros.

Unidad de Cumplimiento de Gobierno e Innovación Sectorial: Oficina creada como parte de las recomendaciones de la OECD para la incorporación del Perú ha dicha organización. En principio, debería monitorear el nivel de cumplimiento de las prioridades del gobierno, la construcción-reconstrucción nacional -en la línea de lo que ha mencionado Zavala- debería ser una de ellas. Finalmente, esta oficina se encuentra - estructural y políticamente, cercana al Presidente del Consejo de Ministros.

Otras alternativas:

Creando una nueva entidad en la PCM: Algunos órganos adscritos a la PCM cuentan con el respaldo político que se requiere, normalmente, en tanto respondan directamente o la Secretaría General, o al Despacho del Presidente del Consejo de Ministros. Esta entidad podría contar con el liderazgo de algún profesional que dirija la entidad y el apoyo de expertos internacionales y nacionales.

Conclusiones:

Aunque no existe una sola fórmula que determine cuál es el mejor camino para una construcción -reconstrucción desde la PCM; sin embargo, sería importante -para evitar más burocratización- utilizar los recursos de las oficinas existentes que hoy cuentan con el respaldo técnico-político y que colaboran directamente con el Presidente del Consejo de Ministros.

Lo que se requeriría es articular la labor de estas oficinas para que cada una cumpla con la función correspondiente, sea esta una función de coordinación, de seguimiento, de monitoreo o de la implementación de reuniones mensuales permanentes, en las que se informe de los avances a nivel sectorial y por nivel de gobierno. Fundamental resulta que en estas reuniones participen activamente los tomadores de decisiones: viceministros y jefes de órganos adscritos de los ministerios competentes (PCM, MINAGRI, MTC, MEF, MVCS, etc.). Si se deja estas reuniones a cargo de funcionarios sin capacidad de decisión, o quienes tienen que volver al ministerio “para consultar al viceministro”, entonces difícilmente se sentarán las bases de un real proceso de construcción-reconstrucción nacional en este gobierno.

Mantener el Noticiero del COEN con reportes mensuales podría también mostrar un permanente interés por la población afectada y una genuina vocación cívica y política de promover una política de largo plazo.

Los resultados del último Consejo de Ministros muestran un Gabinete capaz de tomar medidas concretas para atender la emergencia. El reto será mantener una gestión eficiente y eficaz para evitar que el proceso de construcción-reconstrucción nacional que emprende la PCM quede en un amague político o un proceso desbordado por tanta burocracia.


Escrito por

Karen López Tello

Politóloga


Publicado en